VOTAMOS

“De todos los premios que hemos recibido el que nos dio la sección Kalean de Bizitegi en Santurzine es el que más ilusión me hace”.

“Los premios son muy importantes porque sirven de altavoces y dan visibilidad”

Santiago Requejo es director y guionista del cortometraje ‘Votamos’. Parte de una reunión de vecinos y tiene el cometido de hacer reflexionar si realmente somos lo que decimos o lo que hacemos. Ha sido preseleccionado para los Goya y premiado en muchos festivales.

-¿Conocíais previamente Homeless Film Festival?

Hasta que llevamos a cabo ‘Votamos’ no estábamos en el circuito de festivales, y ahora estamos a tope en ellos. Tuve conocimiento de Homeless Film Festival cuando nos seleccionaron para el Festival de Santurce, que ganamos tanto en la sección oficial como en la sección Kalean. Esta última está formada por gente que trabaja en el ámbito de la exclusión social y entonces tuve amplio conocimiento de Bizitegi y de vuestro festival. De hecho, de todos los premios que hemos recibido el que nos dio la sección Kalean de Santurce es el que más ilusión me hace.

 

-¿El objetivo del cortometraje es muy claro, verdad?

Sí. Es un cortometraje que busca eliminar el estigma de tener problemas mentales. Aún es un tabú; de hecho, hay datos que dicen que el 48% de las personas que tiene algún tipo de problema mental no lo hace público. La verdad es que en cualquier momento podemos ser cualquiera el que tenga un problema. Debemos de aceptarlo y entenderlo de esa manera. Y también saber que estas personas pueden llevar la vida óptimamente si siguen un tratamiento adecuado.

 

-¿Y qué descubriremos mediante este cortometraje?

No os voy a desvelar todo. Prefiero haceros la siguientes preguntas: “¿Somos tan tolerantes cómo pensamos?”, “¿Cómo actuamos realmente en la intimidad, fuera de los altavoces de las redes sociales? ¿Somos tan consecuentes? Realmente somos lo que hacemos y no lo que decimos. Este documental intenta poner un espejo al espectador. Y esta casuística puede trasladarse también a otro tipo de personas poniendo el foco en razas, religiones… Es un ejercicio importante.

 

-¿Qué supone estar seleccionado en un montón de festivales y preseleccionado para los Goya?

Estamos desbordados y muy contentos. Hemos participado en 10 festivales y hemos ganado 22 premios. Y aún nos quedan otro montón de festivales. Actualmente en el Estado español se hacen muchísimos y muy buenos cortos y el hecho de que nos seleccionen ya es un premio. Indudablemente esto te lleva a pensar que el tema que hemos tratado es un tema universal y que afecta a muchas personas.

 

En cuanto a los Goya, para mí, para todo el equipo técnico y artístico de Votamos y para todos aquellos que se están acercando a nosotros, supondría un verdadero premio que la comunidad del cine español levantara este año muchas manos a favor de nuestra historia. Ojalá podamos así ayudar con más fuerza a eliminar el estigma que sufren las personas con problemas de salud mental, cuyo tratamiento espero que un día pueda formar parte de la atención primaria.

 

Además de estos premios, estamos muy-muy contentos, porque cada semana recibimos la llamada o el mensaje de algún colegio, asociación, ayuntamiento… interesado en el documental.

De hecho, los premios están muy bien y se agradecen mucho, pero son importantes porque sirven de altavoces y dan visibilidad.

 

¿Y qué nos dices del trabajo artístico que habéis hecho?

Sí. Teniendo todo el equipo el objetivo del cortometraje tan claro, a veces parece que olvidamos que estamos hablando de cine. Elegí rodar esta historia en un solo plano de secuencia de 11 minutos con la idea de hacer sentir al espectador ser un vecino más de esa comunidad, con un equipo y unos actores enormes.

 

-Supongo que la historia parte de una historia real…

En realidad sí. A través de algunos conocidos, profesionales psiquiatras, supe que aquí en Madrid unos vecinos presionaron para que un vecino no alquilara un piso a una persona con problemas mentales. Me fui a casa, reflexioné sobre el tema y me di cuenta de que yo también contaba con prejuicios. Empecé a documentarme más sobre el tema y terminé haciendo este trabajo para que ayude a reflexionar a otras personas.